martes, 29 de enero de 2008

Seinfeld - Temporada 3

Siguiendo mi linea habitual, voy a comentar las series que voy viendo a medida que acabo sus temporadas. Hoy: Seinfeld - Temporada 3Soy un gran fan de Seinfeld desde que Canal + comenzó su emisión. Recuerdo ese primer episodio de Jerry intentando que nadie le cuente un partido que ha grabado. Recuerdo ver durante 20 minutos como no les atienden en un restaurante chino. Recuerdo el episodio en el que hacen una apuesta para ver quien aguanta más sin masturbarse. Recuerdo incluso como mi hermano se rompió un dedo del pie al ir corriendo hacia el salón porque empezaba Seinfeld xD.

Para mi Seinfeld es y será siempre la mejor comedia que se ha hecho para Televisión y por desgracia nunca la he visto entera, creo que he visto hasta la cuarta-quinta temporada (son nueve en total). Ahora que se va editando en DVD, quiero aprovechar para rescatarla y poder verla al fin entera. Empecé hace mucho, creo que vi las dos primeras temporadas poco antes de irme a Estocolmo (Verano del 2006).

Ahora al fin he podido continuar con la tercera que es sin duda donde la serie se consolida como la obra maestra que es. Me encanta Seinfeld porque habla de la vida, de las cosas que hacemos a diario e intenta buscar el surrealismo en ello, llevándolo todo hasta el extremo. Además es una serie que sigue muy bien la estela creada por los hermanos Marx. Porque por ejemplo puedes tener una escena en la que George y Jerry estan discutiendo y viene Elaine a separarlos, entonces la discusión cambia de tornas y Jerry acaba discutiendo con Elaine mientras que George los separa y cuando ya te estas muriendo de risa que no puedes más, entra Kramer y lo complica todo aun más. Ese modelo de chiste incremental, es muy Marxista xD.

La temporada 3 empieza con un glorioso episodio donde George se preocupa cuando al ir a la masajista, le atiende un hombre y encima durante la sesión se le mueve. Ver a Jerry y George comentando que puede significar ese "movimiento" es impresionante. "Igual se estaba recolocando" - dice Jerry

Un poco después esta el episodio de La Biblioteca, un clásico donde a Jerry le quieren hacer pagar una multa por no haber devuelto el libro "Trópico de Cáncer" a la biblioteca que sacó hace 20 años. Es entonces cuando aparece el Sr. Librero, dispuesto a investigar esta desaparición mientras los protagonistas intentan reconstruir como paso todo.

También podemos ver "El Aparcamiento", el episodio que a mi me engancho a la serie en el cual se pierden en un garaje de un centro comercial. ¿A quién no le ha pasado eso alguna vez? Jerry inventa "la uromisitisis" una enfermedad por la que tiene que orinar cuando pueda y donde quiera gracias a un permiso del ayuntamiento. Permiso que le cuenta al policia que le ha robado su hermano para ir meandose por cualquier esquina de la ciudad.

Más surrealista es ver como George se echa una novia que tiene la nariz grande o cuando le tiene que comprar a Elaine un jersey y se lo compra de saldo por llevar un punto rojo inapreciable que todo el mundo se fija en cuanto se lo pone.

También tiene el episodio del metro en el que cada uno tiene que coger un tren distinto y que acaba con Jerry charlando sobre béisbol con un tipo que hace nudismo en el metro. Además, esta temporada sirve de inicio a las gominolas graciosas: todavía no han salido las yugifrutas, ni los chocomelos, pero tiene un episodio dedicado al dispensador Pez, uno con la cabeza de Piolín por cierto.

"El novio", es el primer episodio doble de toda la serie, en el que Jerry se hace amigo de un jugador de béisbol con el que se frustra cada vez que intenta quedar con el por ser como intentar salir con una chica, ¿Qué camisa me pongo? Me llama para ayudarle en una mudanza. Vamos al cine juntos. Todo ello mientras Kramer y Newman (SI, esta es la temporada en la que aparece Newman) intentan resolver un caso de un escupitajo que les golpeo a los dos durante un partido en los años 80 en plan JFK. ¡Tenía que haber un segundo escupidor entre los matorrales!

La temporada cierra con un episodio genial sobre los intercambios de llaves, esa política entre amigos de quien tiene la copia de las llaves de tu casa y bajo que condiciones se puede usar. Tremendo. Mientras Kramer huye hacia California buscando fama en Hollywood tras haber participado en una pelicula de Woody Allen con su frase "Estas galletitas me estan dando una sed"

En fin, muchos grandes episodios en esta temporada y sin duda, es la que me hizo un FAN de esta serie. Los que la hayáis visto, os habréis reído recordando muchos momentos de los que he ido mencionando, los que no, diréis: no me he enterado de nada. A estos últimos les recomiendo que empiezan a descargarse Seinfeld ya y descubran la mejor telecomedia que se ha hecho para televisión.

1 comentario:

Mariana Hernández dijo...

Al principio me costaba entender ese humor, pero la verdad después te vas acostumbrado y se te hace muy divertida. Julia Louis-Dreyfus la conocí por Veep, y después me dijeron que esta serie es igual de buena.