miércoles, 28 de enero de 2009

Examen en Ireland

Bueno, pues todos sabíamos que ese día llegaría, el día en que hubiera que hacer mi primer examen de erasmus (y fue ayer).

El sistema de la Universidad de Cork es muy raro, básicamente es anual y cuatrimestral a la vez. Es decir, hay asignaturas anuales y hay asignaturas cuatrimestrales, pero sólo hay un periodo de examenes, en Mayo. El que un profesor quiera hacer un examen antes de esa época sólo depende del profesor, es decir, un vacio legal de estos del tipo "aquí cada uno hace lo que quiere" en lugar de estar regulado. Esto me recuerda a las matriculas de honor y suspensos compensables de mi vieja universidad.

El lugar del examen: el Aula máxima de la University College of Cork, y esto que suena tan importante, significa básicamente que me han metido en el castillito del que alguna vez habréis visto fotos, a una sala tipo salón del Harry Potter con libros por todos los sitios y cuadros de todos los decanos.

Al fondo, en pequeñito, dos personillas. Una mujer mayor, y un viejecillo como el del gato que aparece en las películas del citado Potter. Y en frente mesas y mesas pequeñajas y estrechas que no hacían más que recordarme a mis largas estancias en el Aula 0. Sitio que como siempre dije, no tenía buen nombre para hacer examenes.

Me han hecho imprimir un papel, sentarme en una mesa concreta y estar rodeado de chinos que admiraban mis capacidades para saber dos idiomas y estar aprendiendo un tercero (estos chinos...). Alucinados se han quedado cuando les he dicho que por dos años estuve estudiando un cuarto.

Al final me ponen una especie de cuaderno encima de la mesa, con una portada en la que he tenido que poner más números que en una transferencia bancaria. Y tras 90 minutos se ha acabado.

Dificultad del examen: baja...
Posibilidad de aprobado: altísima
Esfuerzo de estudio: tendiendo a nulo
Esto es lo que denomino un examen perfecto.