jueves, 2 de abril de 2009

St. Patrick

17 de Marzo de 2009. St. Patrick en Cork.

Creo que todo el mundo sabe lo que significa St. Patrick. Es la mayor fiesta en Irlanda, y básicamente consiste en beber, beber y beber más. Lo que en un principio podría parecer una mierda de festividad similar a la champanada, se convierte en una ciudad eufórica por lo que es su mayor cultura: la cerveza.

Me desperté una mañana de St. Patrick, me habían invitado unas americanas a beber en su apartamento, dije que no, no me apetecia beber desde primera hora de la mañana, y más después de haber tenido una noche destructiva unas horas atrás. Me puse mi indumentaria verde: camiseta de pennys comprada para la ocasión y un tatuaje encima del ojo de un trébol.

Pero al salir al salón, me encontré a otro grupo de americanas, y a pesar de no querer beber desde primera hora de la mañana, me ofrecieron un café con baileys. Y la verdad es que el café buena falta me hacía, y así empezaba la primera dosis de St. Patrick.


El siguiente punto de la fiesta fue ir con las americanas a la Parade, es decir, la procesión que celebra St. Patrick. Fue algo bizarro y surrealista. Tras verlo, creo que solo puedo decir que St. Patrick fue un alienigena que invadió la Tierra, y no alguién que esparcio la cristiandad por Irlanda (Bueno, pensandolo bien, viene a ser más o menos lo mismo).

Y digo esto, porque la parade estaba formada por robots gigantes, naves espaciales y tipos vestidos de alienigenas. Aunque hay que reconocer, que lo mejor fue el grupo tribal que apareció con radiocasette en lugar de con tambores.

Y tras ello marcha a los pubs, a beber cerveza verde. Si señores, en este día se tiñe la cerveza con un colorante, los que estuvieron consumiendola todo el día dicen que luego cagas verde. Así que no lo aconsejo, yo me pase rápidamente a la bulmers, y más después de desintoxicarme a media tarde con la fiesta polaca a la que me invitaron donde limpie un poco el organismo con vodka.

En fin... grandioso día de St. Patrick, sobretodo porque lo viví con mucha gente (todo Cork estaba en la calle), me sentí muy bien acogido este día y porque algo de sangre verde me esta entrando tras siete meses viviendo en este país.

¡Cheers!