domingo, 21 de septiembre de 2008

Copley´s new man

Mi bandeja esta llena de correo que tengo que responder. Mis pies destrozados de andar. Mis ojos cansados de no dormir. Mis manos cansadas de escribir mails, horarios y todo tipo de cosas para la Universidad. Estoy exhausto, y con ganas de que llegue el día de mañana, porque me voy de Farranlea Hall.

Ya que tengo tan poco tiempo y que se que alguna persona estabais pendiente de mi estos días, creo que es mejor escribir en el blog y ya iré respondiendo emails cuando pueda. Pero básicamente, he conseguido lo que quería, bueno, a medias.

Me consigo ir de mi residencia, tengo una habitación reservada en Copley Court que me dan mañana, justo en la residencia que yo quería y es que me encanta el lugar, espero que pase lo mismo con mis nuevos "mates" que esta vez seremos seis.

La verdad es que ha sido muy difícil conseguir el cambio, prácticamente me he pegado tres o cuatro días haciendo llamadas y enviando emails, dándole vueltas y vueltas a este asunto. Y al final una persona ha dejado la habitación por motivos laborables y yo me la he podido quedar de puro milagro. De hecho, hasta conseguí convencer a la administradora que me la diera cuando la reserva había sido pagada tan sólo unas pocas antes que yo por otra persona. Cómo digo, me ha pasado de todo.

Todo un trabajo de lo que a mi me gusta denominar: Ingeniería social.

Y mañana, cuando me levante será la última vez que este en esta mierda de residencia y llegue a la que será mi nuevo hogar. Reconozco que he tenido suerte en esto del cambio desde el punto de vista del destino, pero no del origen. A lo que me refiero es que en Farranlea Hall dejo las cosas mal, me voy dejando una habitación libre y un dinero más que considerable, que confío en recuperar parte, aunque esto sólo sucederá si alguién la coge en mi lugar.

Cruzare los dedos para que así sea. Aun así, me he lanzado a la piscina, es un riesgo muy grande el que estoy corriendo, pero como dijo Rubén, me tenía que sentir cómodo y tranquilo. Y aunque me acabe costando esto un riñón, ahora duermo bien sabiendo que mi año erasmus puede ser más como pensé que como empezo siendo. Por mucho que pierda económicamente en este cambio, creo que merece la pena invertir todo lo posible en tu felicidad.

Me despido ya, porque estoy muy cansado. Y es una pena, porque quiero actualizar más el blog, tengo muchas cosas que contar. Sobre Meteor, sobre el Tesco, sobre el alcohol del Tesco, sobre las noches irlandesas, sobre Cork, sobre las fiestas erasmus, sobre mi Universidad, sobre el viaje que he hecho hoy a Kerry, sobre mis nuevas amistades, sobre las increíbles discotecas de aquí, en definitiva, sobre un montón de cosas de las que no se donde ni cuando sacare tiempo, pero de las que estad seguros, quiero hablaros.

Espero pronto tener algo más de tiempo y redactare todo lo prometido.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades!. Si te lo propones puedes conseguirlo como dirian los McFly xD.
Por otra parte si es cierto que yo estoy deseando que me cuentes que tal con esas nuevas amistades y esas fiestorras que te estas pegando pero bueno ya te interrogare por el MSN :P
Un saludo.
Rubén

Brocan dijo...

Felicidades ;)

frikiflipi dijo...

Hola Alberto,

Yo tambien estudio en el cps y al año que viene me voy a ir para Cork un añito, igual que tu. Me gustaría poder hablar contigo sobre el alojamiento (ya que veo que has tenido problemas) y de las asignaturas que te has cogido (eso del master multimedia me tiene cojononao). No he podido encontrar tu email así que te dejo el mío.
d0nt_worry_be_happy@hotmail.com

Un saludo.
Willy