miércoles, 15 de julio de 2009

San Fermín

Mis primeros San Fermines, y supongo que los últimos también xD.

Nunca he sido muy aficionado a las fiestas típicas de las ciudades. En mi ciudad existe el típico tour de ir primero a Pamplona, luego a vaquillas (Teruel) y finalmente a San Lorenzo (Huesca). Sin embargo, son de estas cosas que hay que hacer una vez en la vida, y hace dos años fui a San Lorenzo, este año he visitado los San Fermines, así que ya sólo va quedando Teruel.

Pero los San Fermines, lejos de ser "la gran fiesta de España" se presentaron como un total caos, demasiada gente y personalmente, muy poca diversión. Al llegar al lugar y salir de la estación te encuentras en medio de la ciudadela, un parque enorme que se llena de una marea blanca y roja para hacer pequeños botellones. Y desde entonces hasta las 2 de la mañana, el sitio tiene una mecánica que funciona: primero con los fuegos artificiales y después con un concierto en el mismo lugar, a pesar de que nadie conozca al artista.

Pero se acaba la bebida, se acaba la música y la gente se empieza a mover. El destino es la zona del casco antiguo para salir de marcha, yo y mis amigos entramos a un bar y a los quince minutos tuvimos que salir, era imposible estar en esa sauna, demasiada gente tanto para andar por las calles y más para estar en los locales. Así que al final volvimos a la ciudadela.

El paisaje era increíble, toneladas y toneladas de basura ahí donde mirabas, y lo más divertido de todo, gente demasiado cansada o resacosa tirada entre los restos que además como van vestidos de blanco cuesta distinguir entre las bolsas blancas del Eroski e Hipercor. Y ahí fue donde pasamos el resto del tiempo de nuestra estancia en Pamplona, tumbados como sin-techo entre tanto desperdicio. Ahora ya se lo que es dormir entre la basura.

A primera hora de la mañana cogemos el autobús para volver, evidentemente nos saltamos los encierros. Ni yo, ni nadie de los que viajábamos tenemos un mínimo interés por ver la parte taurina de San Fermines.

Posiblemente San Fermín sea para muchos la mejor fiesta de España, Hemingway la hizó popular en todo el planeta, sin embargo, a mi me dejo un sabor agridulce, me lo pase mejor el jueves anterior saliendo por mi ciudad, que este día saliendo por Pamplona.

2 comentarios:

Sidel dijo...

ohhh! pues vaya decepción! A mi es que el tema de los toros no me va, si me había llamado la atención ir como tu de fiesta, pero después de lo que has contado creo que no me apetece acabar rodeada de basura, jajaja. Saludos!

Rivera dijo...

Pues yo me declaro anti-taurino y anti todo lo que tenga que ver con el daño o el abuso con los animales.

Pero soy muy pro de las fiestas.

Y este año, fui por primera vez a San Fermin yo tambien, y creo que es la mayor y la mejor fiesta donde he estado nunca. Y soy de Barcelona.

Pienso repetir, siempre que pueda, todos los años...

Muy buen post y muy buena cronica de San Fermin!! Un saludo! ;)