sábado, 29 de enero de 2011

Cómo trabajar en una empresa en la que no eres trabajador

Sorpresa, vas a trabajar en una empresa en la que no eres trabajador

A veces recibes oportunidades que suenan importantes, pero de las que desconoces muchas cosas. Esto me paso a mi, me surgió la oportunidad de trabajar en la empresa de la foto y ubicada en Sant Cugat del Valles. Dicho trabajo, me hacía mudarme a Barcelona y embarcarme en una aventura que no sabía hacia donde iba. En momentos como este, yo tuve muchas dudas, y las comunique con recursos humanos, pero las respuestas nunca llegaban.

¿Qué condiciones laborales tendré? ¿Cuales serán los horarios, las vacaciones? Todo acababa siendo respondido con "Yo no tengo esa información, le envió tus preguntas a alguien que te dará la respuesta". Y nadie daba esa respuesta.

Pero al final, el peso de lo que supondría tener esto en mi Curriculum y el vislumbrar una nueva aventura en mi vida (una vida en Barcelona), me hizo aceptar a pesar del desconocimiento. Y al llegar aquí, descubrí el porque de tanto silencio. La contratación no es directa, se trata de una subcontratación realizada por otra empresa ubicada en Terrassa (muy lejos de donde vivo), pero bueno, realmente esto no acaba siendo tan negativo, a fin de cuentas, mi sitio de trabajo habitual es San Cugat, solamente tengo que ir de vez en cuando al otro sitio, hasta el momento una sola vez.

La parte negativa realmente viene en lo demás... descubres como los 27 días laborales de fiesta que tienen los demás, se convierten en 30 naturales para ti. Como la comida que cuesta 1,75 para los demás (subvencionada por la empresa), a tí te sale por 5 euros. Como tu sueldo es 10.000 euros menos que el de los demás y como hasta te cierran el acceso al gimnasio por no ser empleado del lugar.

Este es el maravilloso mundo de la subcontratación, que no había vivido hasta ahora y que en este caso, se habían preocupado de cubrir con una tela para que no vieras más allá de las letras H y P que tanto deslumbran a un ingeniero. Lo peor es saber esto cuando estas frente a un contrato que tienes que firmar y ya tienes vivienda y has invertido muchas horas en hacer esta mudanza.

La parte buena, mis compañeros de trabajo, un grupo genial venido de todas partes de España y la oportunidad de poder vivir en Barcelona, ciudad que tiene mucho que descubrirme cada día.

1 comentario:

la chula dijo...

woow pues todo es un escalon para algo mejor , la oportunidad de adquirir experiencia nunca cae mal.

suerte